Listing
Columns

Cremas hidratantes para Dermatitis Atópica en niños

La dermatitis atópica o eczema es una afección de la piel crónica y recurrente que se caracteriza por la inflamación de la piel. Puede asociarse con asma o rinitis alérgica. No es una enfermedad contagiosa, no se transmite por contacto directo. Las causas se desconocen pero existe un alto componente hereditario.

Aparece con mayor frecuencia antes de los dos años y con la edad los brotes son menos intensos y frecuentes. En el 60% de los casos desaparecen con la adolescencia.

En el recién nacido, el eczema suele iniciarse con más frecuencia en la cara, extendiéndose con el tiempo a los pliegues de la piel (codos, cuello y rodillas).

Durante los brotes, la piel se enrojece y está muy seca, a veces incluso supura. También tiende a picar mucho, este picor puede incluso perturbar el sueño.

El dermatólogo generalmente prescribe dermocorticoides que se aplican hasta que estos síntomas desaparecen (unos pocos días) y es entonces cuando se recomienda el uso de cremas emolientes (hidratantes) para hidratar la piel de forma regular, lo que ayuda a disminuir la frecuencia de los brotes (las cremas emolientes no deben aplicarse durante el brote atópico ya que pueden agravar las lesiones).

Hay factores que pueden favorecer la aparición de nuevos brotes o el empeoramiento de los ya existentes como son: 

AMBIENTE SECO. Es recomendable no excederse con la calefacción en invierno.

SUDORACIÓN EXCESIVA. Suele afectar en verano y en bebes y niños demasiado abrigados.

EL POLVO. Contiene gérmenes como los ácaros (se concentran sobre todo en colchones).

HIGIENE. No conviene bañar con agua muy caliente ni utilizar detergentes agresivos que pueden aumentar la sequedad de la piel, son muy recomendables los geles de baño específicos  para pieles sensibles y los que no contienen jabón. Al secar, evitar el roce. Para evitar una excesiva deshidratación de la piel después del baño, conviene aplicar lo antes posible una crema hidratante.

ROPA. Conviene evitar el contacto directo con la piel de tejidos sintéticos o lana porque pueden resultar irritantes. Es recomendable a su vez que las prendas no aprieten, ya que esto favorece la sudoración (otro factor irritante).

CREMAS EMOLIENTES. La hidratación regular mejora el estado de la piel y espacia la aparición de los brotes atópicos.

Las cremas emolientes deben aplicarse una o varias veces al día siempre que se note la piel seca, aunque no apreciemos picor o enrojecimiento. Es importante aplicar siempre crema inmediatamente después del baño o ducha.

Las cremas hidratantes que contienen urea pueden provocar picor y no ser bien toleradas en algunos casos.

Etiquetas: dermatitis atópica

Comentarios

Deja tu comentario